Impulso digital a la transición verde

La doble transición verde y digital supone una oportunidad para la economía española y un importante reto en el ámbito público y privado. Asegurar una recuperación del país soportada en estas dos palancas, también pasa por aprovechar sinergias entre ambas potenciando el poder de la tecnología y la digitalización para acelerar el paso hacia un modelo productivo sostenible, bajo en carbono y circular, y una transición justa, que no deje a nadie atrás.

Para apoyar la transición energética se trabajará en la digitalización de las redes eléctricas para fomentar la descarbonización de la economía, permitiendo integrar más renovables en el sistema, una mejor gestión de los flujos de energía y sin penalizar las señales de precios de la electricidad, incentivando la electrificación.

Para asegurar una transición justa, se implementará un Plan de Infraestructuras ambientales, digitales y sociales en municipios y territorios en transición que, dotado con 100 millones de euros, apoyará a las administraciones locales en la realización de proyectos de infraestructuras, soluciones tecnológicas y nuevos modelos de servicios que contribuyan a la creación de una nueva estrategia de futuro y reinvención para estas zonas con el objetivo de retener, recuperar y atraer población.

En materia de conservación de ecosistemas y la biodiversidad, la digitalización y el uso de tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial, el Internet de las cosas, el blockchain o el aprendizaje automático cumplen un papel crítico en el monitoreo de zonas sensibles y toma estratégica de decisión.

En el ámbito de la gestión medioambiental y la economía circular, se trabajará en desarrollar instrumentos de digitalización que permitan una gestión eficiente de la información necesaria para, entre otros aspectos, garantizar una cadena de suministro segura y accesible de materiales.

Finalmente, en cuanto a la gestión integral del agua, se ha trazado una estrategia de transición digital para mejorar el conocimiento y el uso de los recursos hídricos, desarrollar actuaciones de seguimiento de las precipitaciones en cuencas hidrográficas y en el litoral y mejorar la seguridad de presas y embalses. El PERTE Ciclo del agua, aprobado el 22 de marzo de 2022 por el Consejo de Ministros, impulsa el uso de las nuevas tecnologías de la información en el ciclo integral del agua para conseguir los objetivos marcados.  

Image
foto
Image
foto

Objetivos

Asegurar una recuperación del país soportada en una doble transición verde y digital.
Garantizar una cadena de suministro segura y accesible de materiales.
Impulsar a la digitalización de los distintos usuarios del agua para avanzar en la transición verde y todas sus implicaciones.

Entidad responsable

Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico

Comparte esta medida: